Support & Downloads

Quisque actraqum nunc no dolor sit ametaugue dolor. Lorem ipsum dolor sit amet, consyect etur adipiscing elit.

s f

Contact Info
198 West 21th Street, Suite 721
New York, NY 10010
youremail@yourdomain.com
+88 (0) 101 0000 000
El Economista

Los tres tipos de candidatos a un trabajo que son imprescindibles sin importar el momento

Por: El Economista

Tras los despidos masivos de octubre y noviembre en el sector tecnológico, que se unen a la posibilidad de una recesión prolongada, el mercado laboral global se tiñe de un color todavía más oscuro. Para muchas personas, desenvolverse en este ambiente hostil puede requerir de una mayor creatividad.

La coyuntura económica actual ha hecho que muchas compañías se decidan por disminuir (o cerrar) sus procesos de selección, mientras que otras ya tienen en su cabeza la reducción de la plantilla. Es por esto que el empleado debe hacerse imprescindible para la organización, debe ser capaz de aumentar la eficiencia y la rentabilidad aun en momentos de crisis.

Jeff Hyman, reclutador ejecutivo, comentaba a CNBC Make It que existen tres tipos de candidatos que, sin importar la marcha de la economía, siempre son demandados por las empresas.

¿Cuáles son esos tres tipos?

El CEO de la firma Recruit Rockstars ha entrevistado en su trayectoria a más de 30.000 candidatos. Durante su experiencia, el mismo encontró que las personas que mejor se protegen en momentos de agitación laboral se incluyen dentro de una de estas categorías:

Creadores: elaboran productos o servicios. Suelen contar con habilidades de programación y analíticas. Algunos ejemplos son diseñadores, ingenieros de software o gerentes de producción.

Agitadores: generan negocios, obtienen clientes o ayudan a aumentar el alcance de la compañía. Estos poseen buenas dotes comunicativas y de presentación. Es el caso de ejecutivos de cuentas, analistas de investigación de mercado, o gestores de colaboraciones estratégicas.

Tomadores: ayudan a las empresas a organizar sus finanzas y a aumentar sus beneficios. Suelen tener talento natural por las matemáticas y la estadística, así como grandes cualidades para resolver problemas. Estos suelen ser analistas de precios, contables o representantes de servicio al cliente.

¿Qué es lo que los hace especiales?

Hyman explica que: «A más te identifiques con una de estas tres clases básicas de trabajador, más probable es que tengas éxito a la hora de encontrar un empleo o, si te gusta la ocupación que mantienes actualmente, más seguro será que la mantengas». Ello se debe a que estos tipos se centran de manera consistente en mejorar el balance de sus organizaciones, ya sea reduciendo costes o aumentando beneficios.

Hyman recomienda mirar primero al Currículum Vítae para alinearse con uno de estos tipos. Las habilidades que en él se reflejen ayudarán a identificarse con la categoría a la que uno más se parezca. Pide utilizar puntos bajo cada ocupación realizada, para resaltar logros y resultados claros y cuantificables, en vez de centrarse en enumerar las responsabilidades desempeñadas.

Plantearse las cuestiones adecuadas

Hyman explica: «Pregúntate ‘¿Cómo he hecho crecer o mantenerse el negocio?’. Puede que hayas ayudado a adquirir nuevos empleados, que hayas aumentado los ingresos o reducido el coste. Se trata de cualquier dato que impresione a quien lea el CV y piense ‘Realmente ha sobresalido en esta labor, y puede demostrar su valía'». Añade la importancia de resaltar, durante la entrevista de trabajo, ejemplos concretos de cómo se ha contribuido en un equipo y en los objetivos de la compañía.

«Quieres demostrar al responsable de la contratación que lo que haces puede impactar directamente en el balance de la empresa, tanto si se trata de ingresos como de gastos. Los candidatos más notorios y valiosos durante una recesión son lo que ayudan a su equipo ser más eficiente, y que están dispuestos a trabajar duro para mantener el negocio a flote incluso en los peores momentos», explica Hyman.